El remate es un golpe de ataque cuya finalidad es conseguir el punto como golpe final. El problema del remate es que la mayoría se realizan bajos porque el jugador de pádel baja el brazo para golpear la pelota. Esto es debido porque al aprender hacer este golpe, el armado del brazo, supera los 90º y bajas el codo. Ahora, con guidebow esta situación cambia, porque consigues que el jugador nóvel o de iniciación aprenda la propiocepción del golpe con el brazo estirado a 170º-180º. Así, la primera vez que realiza el remate sin potencia, el jugador flexionará de piernas y será parecido a lo que hacen los tenistas al sacar. Transmitirá la energía con el cuerpo y luego solo tendrá que imprimir precisión y potencia en ejercicios anteriores. 

¿Por qué aprender el remate lento y mal, cuando puedes aprenderlo correctamente en 3 sesiones?. La excesiva flexión del brazo a la altura del codo, hace que la coordinación de los diferentes músculos (las cadenas musculares) no fluyan con soltura y la energía se fugue por el codo. Ahora, el armado te permite activar estas cadenas musculares y transmitir la energía mejor.

Este primer ejercicio no debe hacerse con potencia, solo recorrer la última parte del recorrido del remate para que el jugador aprenda donde debe golpear la bola. Posteriores ejercicios mostrarán la progresión del aprendizaje de este remate y su perfeccionamiento. 

No sólo sirve para el aprendizaje, sino corregir remates arraigados de años en algunos jugadores. Probad a realizar los ejercicios y comprobaréis la eficacia del método de Guidebow.

El equipo técnico de Guidebow.

Deporte: