La parte final de la parte propulsiva de la brazada es un aspecto importante porque nos permite un impulso final que tiene muchos beneficios, no por la fuerza con la que se ejerce, sino el momento en el que se produce.

Es un momento en el que estamos lo más estirados posible y creamos menos resistencia al avance. Además, llevamos un movimiento uniformemente acelerado, de forma que la inercia de la brazada y la velocidad de ejecución nos permite este gran tirón al final, coinicidiendo a su vez, con el batido de la pierna del mismo lado.

Todos estos aspecto si lo tenemos en cuenta, nos permite observar, que debido al cambio de propulsión de cada brazo, acortamos el punto muerto entre brazos, de forma que nos volvemos más eficientes. 

Hemos mostrado en este video, una comparativa de hacer el ejercicio con Guidebow y sin él, y de nuevo, podemos observar la diferencia del control en la ejecución, ya que Guidebow nos avisa, gracias al mecanismo que posee, de la parte final de la brazada o donde nosotros queramos que nos avise. Esto, bien entendido, nos aporta muchas posibilidades de corregir numerosos aspectos que solemos obviar, y que sin duda, son muy importantes, porque existen muchas fases de la brazada que toman diferentes direcciones y activan diferentes músculos.

Trabaja este ejercicio con Guidebow y siente la diferencia de sentir por primera vez, por sí mismos, si lo estás haciendo bien o mal.

El equipo técnico de Guidebow.

Deporte: