El aprendizaje de un movimiento técnico de un deporte debe empezar por los aspectos generales e ir avanzando a aspectos más concretos y específicos. La mayoría de las escuelas pasan a pies puntillas por encima de este precepto cuando se trata de enseñar al cuerpo a utilizar su energía para un correcto movimiento y sentar las bases de un perfeccionamiento mayor. 

Abogamos por incentivar este aspecto general en la iniciación y conseguir enseñar al cuerpo de forma inconsciente e inteligente a moverse y colocar sus extremidades en las posiciones adecuadas. Realizando este aspecto, tenemos bastante trabajo conseguido.

Guidebow lo colocamos para este ejercicio concreto bloqueado aproximadamente en 90º. Así, conseguimos que el brazo no postergue al cuerpo al olvido y la extensión del brazo no se convierta en el piloto de este movimiento de volea. Ahora, el brazo no podrá extenderse, de manera que el cuerpo tenga que avanzar en bloque y venciendo el centro de gravedad, avanzará el pie de forma inconsciente, activando las cadenas musculares implicadas y controlando con mayor garantía el golpe de volea.

Trabaja este aspecto con los alumnos  y en una sola sesión, habrán aprendido a controlar su cuerpo y no introducir el primer error general.

El equipo técnico de guidebow.

Deporte: