En esta séptima entrega de ejercicios de natación, mostramos un aumento de nivel de ejecución del movimiento de codo alto. Si anteriormente practicaste los ejercicios propuestos, estarás preparado para enfrentarte a este ejercicio con mayor dificultad.

Este ejercicio tiene mayor dificultad al introducir el pull entre las piernas y limitar la propulsión, que en este caso, es casi la única vía de propulsión. Además, al tener juntas las piernas, el equilibrio disminuirá. 

Este aumento de nivel supone que ya tienes asimilado el movimiento básico de codo alto, pero habrá que seguir poniendo dificultades para procurar hacerlo con facilidad y correctamente cuando introduzcamos otros elementos de la natación como la respiración y la sincronización de piernas y brazos, así como entre los propios brazos.

Practícalo con Guidebow, ya que practicarlo hoy día sin él, es una falsa ilusión si nunca antes lo habías hecho de forma natural. Los nadadores que de mayor o en su madurez intentan hacerlo, terminan convirtiendo el codo alto en un movimiento que no es exactamente codo alto porque lo realizan retrasado al no tener un feedback de algo que le oriente. Guidebow aporta esta sensación interna e instantanea que otras herramientas o entrenadores no pueden transmitir. Por ello, cuando un nadador ha probado Guidebow por primera vez, y éste empieza a trasladarle información cognitica a su cerebro, automáticamente el nadador empieza la metamorfosis.

Pruébalo, no te arrepentirás del cambio!!!

El equipo técnico de Guidebow.

Deporte: