El equipo Argentino femenino de Piragüismo estuvo concentrado entrenando en el embalse de Trasonas (Asturias) preparando el Campeonato del Mundo del 2015 en Milán. Previo a esta competición, de la que afortunadamente salieron clasificadas en K4 (cuatro componentes) para los Juegos Olímpicos de Rio 2016, estuvo el equipo técnico de Guidebow reunido con este equipo, probando y analizando biomecanicamente a estas chicas.

Usaron por primera vez Guidebow y comprobaron ellas, y sus entrenadores, la importancia de entrenar con esta herramienta técnica para piragüismo. El efecto que le produjo a estas Olímpicas fue espectacularmente positivo, de tal forma, que en una sola sesión, comprobaron como sentían inconscientemente  el uso del cuerpo y la propulsión de los músculos de la espalda de forma más intensiva y en poco minutos de uso, sintieron una sesión intensiva de remada.

El impedimento de la excesiva flexión del brazo obliga al piragüista a tener que girar más con el tronco, de forma más efectiva para evitar desviaciones laterales y además a terminar la palada en el punto justo para sacarla y aumentar su frecuencia de palada y ser más efectiva,

En definitva, se fueron a Argentina siendo más eficientes e inteligentes y disfrutan de Guidebow en sus entrenamientos en la Gran Argentina.

El equipo técnico de Guidebow.

Deporte: