Álvaro Soler, un alevín campeón de España por equipos, ha mejorado la rotación de su cadera, por lo tanto, su derecha y una mayor transmisión de energía y más eficaz. La clave, la confianza de entrenar 3 dias seguidos con Guidebow, y tras una serie de ejercicios, ha conseguido cambiar esa derecha que solo le llevaba a lesionarse y a un callejón sin salida. 

Como siempre hemos defendido, la selección natural no debe ser el camino de la enseñanza en los deportes y Guidebow ayuda a que cualquier deportista que no capte o aprenda los movimientos más adecuados, pueda tener la oportunidad de aprenderlos y seguir su desarrollo técnico.

Los ejercicios se basaron principalmente en activar la cadena muscular cruzada, así como la lateral, limitando la flexión del brazo para transferir el uso del cuerpo. Además, se le bloqueó el brazo en el armado con una goma, consiguiendo mover su propio cuerpo y que sintiera como se golpea una pelota con más energía moviendo el cuerpo.

Además, hicimos incidencia en el brazo no dominante, de forma que obligamos a la rotación del tronco y sus escápulas y que después del inicio del golpe, la energía siguiera transmitiéndose, de forma que inconscientemente no se parara dicha energía. 

En el video se puede observar los resultados. Hay que seguir trabajando, pero ya es un paso importante, al abrir el camino del cambio técnico y no un callejón sin salida como antes parecía.

El equipo técnico de Guidebow.

Deporte: