En los Juegos Olímpicos de Rio 2016, los chicos de Guidebow, Cristian Toro y Saúl Craviotto, consiguieron en la modalidad en pareja K-2 200 metros de piragüismo en aguas tranquilas el Oro Olímpico que sólo está disponible para los mejores de los mejores del mundo. Esta pareja formada no desde hace mucho tiempo (dos años escasos), ha compaginado a la perfección mezclando la potencia y ganas de la juventud de Cristian  con la experiencia de Saúl. 

Esta pareja entrena a las órdenes de Miguel García, entrenador experimentado, sabedor de como preparar Campeones Olímpicos y forjar leyendas del piragüismo. Además, este entrenador entrena a otros cracks del piragüismo como Carlos Arévalo, que se quedó a las puertas de competir en estos Juegos Olímpicos precisamente por Saúl, y es que si estás en un grupo que es lo mejor del mundo, no tienes fácil asistir cuando asignan pocas plazas para cada país. Pero Carlos es muy joven y estará en los siguientes Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Carlos demostró que tenía mucho potencial al lograr el Bronce Sub23 en el Mundial, semanas atrás. La hazaña de este grupo coordinado por Miguel García no se queda en estos chicos, sino además, la portuguesa (con el mismo nombre que la española piragüista) consiguió clasificarse también para los Juegos Olímpicos en K-1 500 metros, llegando a ser FInalista B.

Todos estos chicos, durante el ciclo Olímpico han trabajado con Guidebow para mejorar su eficiencia de palada y poder transmitir en cada palada más energía a los músculos de la espalda. La técnica es una cuestión tan importante que cuando ya no te queda más energía, se plasma al final de una prueba con más claridad quien mantiene una técnica exquisita.

Así que damos nuestra enhorabuena a este equipo tan magnífico, y este ciclo Olímpico que comienza, nos viene lleno de trabajo duro con ellos, pero con muchas ganas de seguir aportando nuestro granito de arena con nuestra metodología y lo que aporta la herramienta técnica en tan poco tiempo. 

El equipo técnico de Guidebow

Deporte: