Después de las pruebas y análisis a las chicas Argentinas en España, es hora de comenzar a entrenar duro para preparar los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

El entrenamiento es intensivo y corto en tiempo. Se calienta como siempre, y a continuación, te colocas Guidebow en los brazos y comienzas a remar. Es importante recordar, que el ángulo que te pones al principio te deja remar pero te dificulta algo más la flexión que de la forma natural. Posteriormente, después de un trabajo aproximado de 10´-15´con Guidebow remando, te los quitas o simplemente quitas los tornillos y remas durante 5´con la sensación nueva que te dejó Guidebow. Esta alternancia la haces en varios bloques según el nivel que poseas.

El efecto positivo que se produce es que el Sistema Nervioso Central a nivel neuromuscular grabará el nuevo movimiento sin que tengas q estar concentrado en dicho movimiento que fatiga muchísimo y la atención pueda prolongarse en una sesión con un resultado mayor que de manera tradicional.

La inversión es muy económica si vemos la recompensa que tienes en el entrenamiento técnico. Hay que ser conscientes que la eficiencia en una remada supone una ganancia de propulsión por remada, sobretodo en el momento que la acidosis muscular o la fatiga se hace presente y la técnica empieza a desvariar.

En menos de un mes de entrenamiento de este tipo, serás varios escalones por encima a nivel técnico y podrás llegar donde antes era imposible.

Pero no te conformes con hacerlo de forma básica, cuando subas el nivel, introduce las variables específicas en un entrenamiento de este periodo. Súmale a la acción técnica velocidad de ejecución límpia y en otros momentos fuerza para resistir dichos movimientos limpios.

A entrenar duro para cuando estés en competición, te propulses limpiamente y a tus máximas velocidades sin perder técnica.

El equipo técnico de Guidebow.

Deporte: