La transmisión de energía, y por tanto, la coordinación intermuscular es la diferencia más importante de un buen sacador a nivel élite y un tenista amateur. Este aspecto invisible para la la mayoría, determina que tu saque sea mediocre o un arma para los partidos. 

A nacho sandoval (jugador joven del video y finalista del trofeo Marca 2016) se le instó a que realizara un test para comprobar su capacidad de transmisión de energía. Para ello, se anotó tras unas 10 pelotas de tenis al máximo impulso, los metros alcanzados y se anotó dicho resultado. A contincuación, le propusimos 2 ejercicios básicos con Guidebow con la misma finalidad. Por un lado, le limitamos la flexión del brazo a 120º, por lo que le obligó a rotar más el tronco para poder coger más impulso y lanzar la bola. Después de algunas pelotas lanzadas, se le ofreció el segundo ejercicio. En este caso, se le limitó la extensión del brazo lanzador a una extensión máxima de 90º, consiguiendo con ello una potenciación de la capacidad elástica de la muñeca y consiguiendo maximizar todas las partes de las cadenas musculares implicadas.

Por último, se le volvió a evaluar con lanzamientos al máximo, y se comprobó como se mejoró la transmisión de energía, pues el tenista consiguió lanzar unos metros más lejos, en comparación con el test inicial. 

El ejercicio duró en total unos 20´y con ello conseguimos acelerar el perfeccionamiento y la transferencia al saque para conseguir un saque ganador en los partidos.

El equipo técnico de Guidebow.

 

Deporte: